¿Es Wikipedia la fusión fría de la economía conductual?

En 2012, la prestigiosa y centenaria enciclopedia Británica dejó de publicar sus volúmenes impresos concentrándose en exclusiva en mejorar su versión digital de Internet. Para entonces, el diferencial con la principal referencia actual en el mundo de las enciclopedias, la enciclopedia libre Wikipedia, se había ahondado considerablemente: con alrededor de 2.400 millones de palabras y más de cuatro millones de artículos, la versión en lengua inglesa de Wikipedia es hoy casi cincuenta veces más grande que la Británica. Un artículo publicado en la revista Nature en 2005 en los albores de Wikipedia, concluía ya aquel año algo de amplio alcance para el futuro de las enciclopedias universales. Y es que, aunque el estilo en que los artículos de la enciclopedia libre suelen estar redactados a veces deja algo que desear, si bien la Británica aventajaba a Wikipedia, en cuanto a precisión y exactitud lo hacía por una pírrica diferencia de en promedio 2.92 afirmaciones engañosas por artículo en la Británica, frente a las tan sólo 3.86 de Wikipedia.

Una representación de la talla que tendría una versión impresa de la Wikipedia en inglés en 2010.

Una representación de la talla que tendría una versión impresa de la Wikipedia en inglés en 2010. Fuente: Wikimedia Commons.

El propósito de esta entrada es poner el dedo en la llaga (y espero que escueza) a partir de lo que se conoce como la ley cero de Wikipedia: “El problema de Wikipedia es que sólo funciona en la práctica. En teoría nunca puede funcionar.”

Aunque, gracias a numerosas donaciones, el presupuesto de Wikipedia se ha expandido abundantemente desde los aproximadamente 60.000 dólares de partida allá por el 2003, hasta llegar a varias decenas de millones de dólares en la actualidad, aun así la plantilla de Wikipedia está compuesta por poco más de 170 empleados. Considerando que es la sexta página web más visitada del mundo, se trata de un verdadero David frente a los Goliats de Google, Yahoo, Facebook, Amazon y demás compañías habituales entre los primeros puestos del ranking de popularidad de internet.
Volviendo a la comparación con la Enciclopedia Británica, por lo que sabemos hoy, una diferencia fundamental para la fortaleza de Wikipedia consiste en que, mientras que para la Británica contribuyen hasta 4.000 personas en su redacción, en Wikipedia se cuentan alrededor de 800.000 participantes aportando a la diversidad y profundidad de sus artículos. En lo que se conoce como el fenómeno de la larga cola –una distribución del esfuerzo de manera similar a lo que en matemáticas se conoce como la ley de potencias — unos pocos editores de Wikipedia realizan una labor enorme e incluso mastodóntica mientras que la inmensa mayoría, que en este caso se cuenta en cientos de miles de personas, colaboran con pequeñas ayudas de redacción y corrección de artículos.

El fenómeno de la larga cola. El número de participantes (en el eje horizontal) se distribuye de manera muy desigual en función de la contribución (el eje vertical): unos pocos contribuyen mucho, mientras que la mayoría contribuyen muy poco. La fortaleza suele venir sin embargo de lo largo de la cola. Un poco de muchos suele batir en estos casos el esfuerzo o la maestría de unos pocos.

El fenómeno de la larga cola. El número de participantes (en el eje horizontal) se distribuye de manera muy desigual en función de la contribución (el eje vertical): unos pocos contribuyen mucho, mientras que la mayoría contribuyen muy poco. La fortaleza suele venir sin embargo de lo largo de la cola. Un poco de muchos suele batir en estos casos el esfuerzo o la maestría de unos pocos. Imagen de Hay Kranen.

La nueva importancia en términos de la riqueza de estos fenómenos de creación distribuida en masa ha sido señalada ya de manera larga y tendida por teóricos como Clay Shirky o Yochai Benkler. Aunque de gran interés en los detalles, me voy a concentrar ahora sólo en lo que podría calificarse como un “gran escándalo de la economía conductual”: el que, aunque hay una abundancia creciente de estudios sobre el funcionamiento de la enciclopedia libre (véase aquí, aquí o aquí), aun no existe, desde las coordenadas de la economía del comportamiento una explicación plena y satisfactoria de su mera existencia y mucho menos de su éxito.
Para entender esto, basta concentrarse mínimamente en el problema conocido como el dilema de los bienes públicos (una variante con más participantes del conocido dilema del prisionero). En el dilema de los bienes públicos, N participantes pueden contribuir a la realización de un bien público de cuyos efectos van a beneficiarse todos los individuos N. Sin embargo, basta con que uno de los individuos no participe para que el esfuerzo para participar se incremente, mientras que los beneficios derivados de la producción del bien público siguen igual.
En el marco de la maximización del interés individual, aquí sencillamente entendido como la optimización de esfuerzos y beneficios retirados en la producción y disfrute del bien público, lo racional sería contribuir lo menos posible para disfrutar, al menor coste personal, del bien público. En otras palabras, no dar ni golpe mientras los demás trabajan en la obtención de dicho bien público. El problema elemental que se deriva de esto es que cuando todos los individuos actúan bajo esta racionalidad entonces nadie contribuye al bien público, por lo que al final simplemente no hay beneficios que extraer para nadie.

“¿Por qué el sexo es divertido?”
La enciclopedia libre Wikipedia ofrece lo que es un bien público por antonomasia: millones de artículos en libre acceso disponibles para cualquiera que pueda conectarse a internet. Además el 99,99999…% de los que editan y redactan dichos artículos no reciben ni un dólar por su trabajo. ¿Cómo es que no se produce un colapso del bien público que es esta enciclopedia? En otras palabras, por qué es tan convincente lo enunciado por la ley cero de Wikipedia, es decir que ésta “sólo funciona en la práctica mientras que en teoría nunca podría funcionar”.
Estos días muchos habrán realizado su declaración de la renta, pagando impuestos al estado, una actividad que también puede ser considerada un bien público. La razón por la que el pagar impuestos funciona, sin embargo, no depende de la generosidad o benevolencia de la mayoría de la gente, sino de un sistema de instituciones ya existentes que garantizan que se den sanciones, vigilancia y normas sociales que hacen que la inmensa mayoría paguen sus impuestos aun en la muy mediterránea y católica España.
En el caso de Wikipedia existe, hasta cierto punto, algo análogo, en lo que es una infraestructura organizativa mínima que canaliza la motivación y la dedicación de la gente. La diferencia — y es bastante importante para lo que aquí incumbe — reside en que dicho trabajo de organización no está basado en la sanción, ni tan siquiera en la recompensa económica. Por el contrario, la organización de Wikipedia explota lo que parece casi un unicornio de la economía conductual: la motivación por contribuir libremente al conocimiento de los demás.
¿De dónde proviene la motivación por contribuir libremente a un bien público? Es ahí donde la teoría económica conductual anda aún bastante a ciegas. Aunque existen varias líneas de ataque al problema teórico, hay que reconocer lo relativamente insatisfactorio de cada una de ellas.
Como hemos visto, ni la recompensa económica, ni la coerción, ni la sanción parecen dar cuenta en absoluto de lo que sucede tras el funcionamiento de la enciclopedia.
Así, otro camino frecuentado por este tipo de explicaciones es el que privilegia la explicación por los efectos que tiene el contribuir en el bien público sobre la reputación del que así lo hace. (Véase, por ejemplo, la interesante conferencia de Jean-Louis Dessalles sobre los modelos de la conducta a este respecto). Sin embargo, la inmensa mayoría de contribuciones a Wikipedia son anónimas o realizadas bajo un seudónimo. Puede que la promoción de la reputación personal explique algo de lo que es el comportamiento de algunos wikipedianos pero está por ver. Aunque en contadísimas veces el contribuir abundantemente a Wikipedia ha podido servir para la obtención de fines laborales y profesionales (como el obtener un puesto de trabajo en la fundación Wikimedia) en la práctica totalidad de los casos esto no es así. En realidad, cuando a los participantes en la edición de la enciclopedia se les ha preguntado en una encuesta acerca de sus motivaciones, lo más habitual es que, en medio de un sin fin de motivaciones muy diversas y en su mayoría desinteresadas, mencionen que simplemente les parece “divertido”. Como en el título del famoso libro del antropólogo y ganador de un premio Pulitzer, Jared Diamond, “¿Por qué el sexo es divertido?” queda saber a qué se debe tanta diversión. Algo que Diamond es capaz de comunicarnos en cuanto al tema del sexo en el marco de una explicación basada en la teoría de la evolución pero que los economistas conductuales no saben muy bien cómo abordar en el caso de la empresa colectiva que es Wikipedia.

¿Un caso de “fusíon fría” o un inmenso partido amistoso?
La referencia a la fusión fría en el título de esta entrada proviene de la teoría, altamente inverosímil, que se propuso para explicar un fenómeno sorprendente en física: la generación de altas concentraciones de energía nuclear a temperatura ambiente en situaciones muy específicas. El fenómeno se demostró más tarde espurio e inexistente, una especie de Santo Grial de la física que algunos siguen persiguiendo pero de cuya existencia no hay ningún indicio razonable. En el marco de lo que conocemos hoy en economía conductual es posible que el dar cuenta de modo satisfactorio de empresas como Wikipedia también requiera hacer referencia a procesos altamente inverosímiles, como lo era la fusión fría. (Nótese, por supuesto, que Wikipedia, no es un Santo Grial, ni un unicornio, sino una enciclopedia muy real)

Cuando Jared Diamond se calzó el traje de biólogo evolucionista para explicar por qué el sexo es divertido, la tarea era relativamente fácil comparado con explicar el éxito de Wikipedia. El interés por el sexo constituye lo que los psicólogos llaman un “incentivo incondicionado” o interés biológico. El interés por participar en Wikipedia está, por el contrario, en gran medida condicionado culturalmente y depende de un ambiente social muy particular. Para acabar, sin agotar el tema de esta entrada, propondré un símil: es posible que la referencia a la “diversión” que sienten los que contribuyen a la enciclopedia libre cobre algo de sentido si entendemos el bien público generado por Wikipedia de manera análoga al bien público que supone un partido de fútbol entre amigos. Me refiero a lo que en España se llama una “pachanga”. El jugar el partidillo es, para los que aman este deporte, mejor en términos de diversión que el no jugarlo y es inconcebible disfrutar de dicho bien sin la participación de más jugadores (en ese sentido es un bien público, del que incluso pueden disfrutar no sólo los que juegan sino algunos viandantes que pueden pararse a contemplar el transcurso del juego). La diversión proviene de la maestría relativa de los que juegan y contemplan el partido. La diversión estará algo relacionada con la maestría y comprensión del deporte y será marginalmente positiva respecto a las alternativas posibles que conlleva no jugar o no pararse a contemplar el partido. Nótese que la diversión que se deriva de la maestría relativa transforma el problema del bien público en un problema de coordinación de intereses (si te divierte jugar al futbol no ganas nada no jugando mientras los demás sí juegan). Las similitudes y diferencias con el caso de Wikipedia residen en que la maestría en el caso de los que contribuyen a la enciclopedia libre es de carácter epistémico o de conocimientos relativos a un tema. El aspecto de socialización entre amigos en torno a una habilidad y un bien común es más difuso en el caso de la enciclopedia, en tanto que la mayoría de contribuidores a Wikipedia socializan muy poco o nada con los demás editores (piénsese, sin embargo, que el viandante que se para a seguir un momento el partidillo apenas socializará tampoco la mayoría de las veces). La cantidad de socialización en Wikipedia no es, no obstante, tampoco igual a cero, algo que los “geeks” informáticos saben muy bien y que los que trabajan en la organización de la enciclopedia libre tratan de promover aún más, por ejemplo, organizando picnics y actividades de encuentro e intercambio entre los editores.

Y, para terminar, algo que nunca deberías hacer con Wikipedia:

———-
Nota: Para ver cómo diferentes filosofías y metodologías de las ciencias del comportamiento se comparan en sus explicaciones posibles del éxito de Wikipedia el historiador de la ciencia, bloguero y wikipediano Sage Ross tiene una serie de entradas interesantes sobre el tema (por ejemplo aquí, aquí, o aquí. De él he tomado la referencia a la llamada “ley cero de Wikipedia“.

Anuncios

Un comentario

  1. Excelente análisis sobre la economía conductual aplicado al caso concreto de wikipedia, es un estudio muy interesante lleno de matices. Enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: